Se acerca el verano… cuidado con las manchas en la piel!!

A medida que vamos cumpliendo años, somos más conscientes de los cambios que va experimentando nuestro cuerpo en cada etapa de la vida, en especial nuestra piel.

Uno de ellos es la aparición de manchas, que no son más que alteraciones en la uniformidad del color de una determinada zona de la piel.

 

¿Por qué se producen manchas en la piel?

Una de las principales causas de este aumento de pigmentación cutánea es, una vez más, el exceso de exposición al sol. Cuando la melanina entra en contacto con este astro, aumenta su producción con el fin de proteger las capas internas de la piel de los temidos Rayos UV. Esto produce un oscurecimiento de la zona.

Es muy frecuente que las manchas empiecen a aparecer a partir de una cierta edad. Sin que tenga nada que ver con los años en sí, es la acumulación de radiaciones solares la que dicta este comportamiento cutáneo.

Por eso, es ahora que empieza el buen tiempo cuando tenemos que tomar precauciones y proteger nuestra piel del exceso de sol. De esta manera, podremos prevenir o al menos retrasar la aparición de manchas, a la vez que evitamos un envejecimiento prematuro de nuestra piel.

 

Photo by Amy Humphries on Unsplash

Photo by Amy Humphries on Unsplash

 

Además del uso de protectores solares de alta eficacia, también es aconsejable evitar aquellas horas de sol donde los Rayos UV son más nocivos. Estas horas irían desde las 11 de la mañana hasta las 15.

 

La mejor forma de aprovechar las ventajas del sol en nuestra salud es exponernos progresivamente y siempre con fotoprotectores adecuados blog.formacionalcala.es

 

Seguir una dieta rica en antioxidantes también te ayudará a la hora de prevenir estas alteraciones cutáneas. Los nutrientes  nos protegerán de los radicales libres y de la oxidación celular, previniendo así el envejecimiento prematuro de la piel.

Pero no sólo el sol es el causante de esta alteración en nuestra pigmentación. La herencia genética también puede jugar un papel muy importante en la aparición de manchas.

 

¿Cuáles son las manchas de la piel más frecuentes?

Hay diferentes tipos de manchas, pero las más comunes podríamos dividirlas así:

  • Los nevus(lunares)
  • Las efélides(las típicas pecas)
  • Los léntigos solares

Los dos primeros tipos aparecen durante el período de la infancia y/o adolescencia, y son totalmente inofensivos, salvo casos excepcionales previamente verificados por un dermatólogo.

Los llamados léntigos solares, son manchas que generalmente van asociadas a la edad. Suelen aparecer a partir de los 40 años, aunque son más frecuentes en edades más avanzadas. Éste tipo de manchas suelen ser de color marrón, de tamaño más grande que las pecas y planas como ellas, a diferencia de los lunares que suelen tener relieve.

Como hemos apuntado anteriormente, los léntigos suelen aparecen por una acumulación de exposición solar, especialmente en personas de piel clara, que no se broncean con facilidad y su piel es más sensible. Suelen aparecer en los brazos, en el dorso de las manos, en el cuello, en la parte superior del pecho, en la frente y en la cara.

Aunque no precisan tratamiento puesto que este tipo de manchas no suelen convertirse en malignas, sí producen un efecto estético negativo. Está demostrado que cuando las vemos, asignamos una edad 10 años superior y una salud más precaria a la persona que las tiene. Por ello es frecuente que deseemos eliminarlas.

 

Tratamiento definitivo contra las manchas en la piel

El deterioro del proceso natural de pigmentación, aunque comienza a producirse a una edad media, es a partir de los 50 años aproximadamente cuando se manifiesta de una manera más visible.

Como ya hemos apuntado, la edad donde empieza a apreciarse el deterioro cutáneo depende mucho de la herencia genética y del cuidado que se haya tenido de la piel a lo largo de los años. La contaminación, la luz azul o el tabaco también son fuentes que acentúan este fenómeno.

Se pueden diferenciar dos tipos de manchas:

  • Manchas invisibles: las que hacen que el cutis se vea opaco y proporcionan un aspecto menos juvenil al rostro.
  • Manchas visibles:  donde se aprecia el cambio de pigmentación de una manera evidente, haciendo a la tez más heterogénea.

Es cierto que podemos encontrar en el mercado  infinidad de tratamientos para combatir este signo de la edad tan poco favorecedor.

Pero de entre todos ellos, queremos destacar uno por su efectividad y rapidez de actuación. La diferencia se encuentra en su principio activo, el cual hace que en tan solo 3 semanas (una sesión por semana) puedas apreciar unos resultados espectaculares.

Hablamos del tratamiento Lumière Marine, la línea antimanchas de los laboratorios Thalgo. Con extracto de algas pardas, este tratamiento aclara y unifica el cutis con un innovador protocolo de triple exfoliación. Su objetivo es obtener una eficacia visible y duradera.

 

Tratamiento lumiére marine de Thalgo. En Naturaqua

 

El secreto, como adelantábamos, está en su principio activo: el extracto de Alga Marrón (Undaria pinnatífida). Este alga es muy popular en Japón, aunque tiene su origen en Francia, concretamente en la cuenca del Thau, en el Mediterráneo. El extracto se obtiene por maceración y por ultrafiltraciones sucesivas y no usa ningún disolvente químico.

Sus 2 principales funciones son:

  • Atenuar las manchas al inhibir la activación de la tirosinasa, enzima responsable de la melanogénesis.
  • Proteger contra el estrés ambiental que agrava los transtornos pigmentarios.

 

Ven a nuestro centro Naturaqua y te informaremos de forma detallada.

Los comentarios están cerrados.