Estrías: prevención y tratamiento

¿Qué son las  Estrías?

Las estrías, o como las llaman en inglés, "tiger stripes" (rayas de tigre) son marcas o líneas visibles en la piel, normalmente largas y finas.

Su aparición se debe a un estiramiento rápido de la piel, lo que provoca una ruptura de los tejidos de la epidermis.

Afloran fundamentalmente durante el embarazo, donde la piel del abdomen experimenta un estiramiento extremo, pero también en personas que hayan sufrido variaciones bruscas de peso, en períodos muy cortos de tiempo.

Pero no pienses que este pequeño “inconveniente estético” afecta solo a las mujeres. Son muchos los hombres que también lo sufren. A muchos de ellos les aparecen en la espalda, sobre todo en el momento de la adolescencia. Pero también, suelen surgir cuando se realiza ejercicio de forma irregular y con mucha intensidad. El cambio constante en el volumen de los músculos puede provocar ruptura en los tejidos y, con ello, la aparición de estrías.

Las estrías pueden surgir en cualquier parte del cuerpo que haya experimentado algún tipo de estiramiento. Aunque suele ser más frecuente que se desarrolle en aquellos lugares donde se suele almacenar la grasa, como: el abdomen, el pecho, la parte alta de los brazos, las nalgas y los muslos.

 

Hombre haciendo deporte. Muscles

 

Tipos de estrías

Existen dos tipos:

  • Estrías rojas: son las que aparecen por primera vez. Su color se debe a que aún existe circulación sanguínea debajo de ellas. Son por tanto un primer toque de atención para empezar a cuidarse y tratarlas, puesto que en este momento es más fácil que logres que desaparezcan.

 

  • Estrías blancas: son las primeras estrías las cuales, debido al paso del tiempo y no haber realizado ningún tratamiento ni cuidado, se convierten en blancas al desaparecer la circulación sanguínea. En resumen, son las estrías rojas que han cicatrizado. Ahora resultará más complicada su eliminación.

 

¿Se pueden tratar las estrías?

Las estrías no son fáciles de eliminar de una manera permanente, pero sí que podemos tratarlas y conseguir una importante mejoría a nivel estético.

Uno de los tratamientos más eficaces puede ser la radiofrecuencia. El aumento de temperatura favorece la creación de colágeno, lo que aporta elasticidad a la piel, mejorando así su calidad.

No obstante, la mejor manera de tratar las fastidiosas estrías es la prevención.

Existen ciertos productos que nos van a a ayudar a preparar nuestra piel para intentar prevenirlas o, al menos, que si aparecen, sean mucho menos perceptibles a la vista.

En nuestro centro, los productos que trabajamos son siempre de cosmética natural, provenientes de firmas con, además, un fuerte compromiso con el medio ambiente.

Os queremos recomendar 2 de ellos, por su eficacia y rapidez en resultados.

 

Productos para prevenir las estrías

 

Aceite Pepita Uva-Green Nature de María D’uol

Se trata de un aceite 100% natural que mejora la elasticidad y firmeza de la piel, mientras la protege de los factores medioambientales.

Aceite de pepita de uva. Maria D'uol. Ideal para estrías.

Se aplica diariamente después de la ducha, con un ligero masaje en todo el cuerpo. En pieles muy secas puede utilizarse como tratamiento facial.

Posee todos los beneficios de la uva:

  • Actividad antiinflamatoria, vasoprotectora.
  • Protege la piel de las agresiones ambientales y combate su enrojecimiento (couperose).
  • Celulitis , pesadez de piernas, mala circulación y calambres.
  • Reparador y regenerante, estimula la multiplicación de las células.
  • Muy adecuado para hidratar y disminuir los calambres en caso de tratamiento de quimioterapia.

 

 

 

Thalgo crème soin vergetures

Esta crema está recomendada para todo tipo de pieles, pero sobre todo para los adolescentes en etapa de crecimiento y para todas las personas que desean prevenir o atenuar las estrías.

THALGO creme soin vergetures. Tratamiento para prevenir y combatir las estrías.

 

PREVIENE-CORRIGE-REESTRUCTURA

Previene la formación de estrías. Hidrata, suaviza y nutre la piel en profundidad, lo que la vuelve más elástica y resistente. De esta manera soporta mejor las variaciones de volumen, favoreciendo además la micro-circulación.

  • Como prevención: aplicar a diario en las zonas de estiramiento.
  • Como cura: aplicar a diario durante 3 meses en las estrías y alrededor.

 

 

 

 

Como dice el refrán: "más vale prevenir que curar"

 

Ese es nuestro consejo de hoy que, aunque parezca una obviedad, no viene mal recordarlo de vez en cuando…

Los comentarios están cerrados.